Información y reservas 968 44 91 61

VI JORNADAS DEL BONITO DEL NORTE EN CASA MENENDEZ

By

Jul 7, 2016 Eventos, Noticias 0 Comments

El restaurante “Casa Menéndez”, de Águilas, fiel a sus dos citas conmemorativas, rindiendo tributo a “Les Fabes”, en un caso, y al “Bonito del Norte”, en otro, nos anuncia, para la segunda quincena del mes de Julio, sus jornadas dedicadas al cántabro producto del mar que se enriquece en sus cocinas y en las manos de Teresa Lastra, la esposa de Bautista, quien, por su parte, se ocupa de atender la sala y todas las mesas que la conforman. Dos profesionales de la gastronomía que elevan el valor de las tradiciones asturianas, por un lado, y la riqueza de un producto marítimo como el que, ahora, “toca” homenajear en sus “VI Jornadas del Bonito del Norte” y que ya tiene elaborado su cartel anunciador, obra del octogenario y excelente pintor Julio Ruiz, para indicarnos que, tales jornadas, tendrán lugar los días 21, 22, 23 y 24 de Julio, siendo la fecha central, y en la que se entregarán los galardones correspondientes, la del sábado, día 23 de Julio, con la asistencia de las personas y entidades en las que, en esta edición, han recaído las distinciones o galardones que ofrece este templo de la gastronomía tradicional, con sello de origen y marcada calidad en sus elaboraciones, para ofrecerlas a sus comensales con todo el lujo que acostumbran a imprimir a sus cocinados.

Este año, resultarán distinguidos Raúl García, antigua cara visible del legendario programa televisivo “Comando actualidad” y, hoy, enrolado en los informativos de “Antena 3-TV”, un periodista de investigación sencillo, audaz, profundo y siempre cercano que honrará a este restaurante recibiendo la distinción que se le otorga.

El segundo galardón también tiene connotaciones informativas, aunque de muy diferente naturaleza. Recae, en esta ocasión, en el programa “En positivo”, de la “7-Región de Murcia”, un formato divulgativo que llega a los corazones, que ahonda en los complejos problemas sociales y que bien merece un reconocimiento del más alto nivel, justamente el que le brinda “Casa Menéndez”, de Águilas, de todo corazón.

Finalmente, se cierran las distinciones de esta edición, entregando a Francisco Jódar Alonso, alcalde de Lorca, el galardón correspondiente a lo que, en “Casa Menéndez”, han querido denominar “Pueblo ejemplar”, distinción que no es preciso explicar por los muchos atributos, comportamientos y recientes adversidades que ha superado Lorca de la manera más valiente y a base de coraje, empuje de sus habitantes y esperanza e ilusión de todos. Con Lorca, precisamente, “Casa Menéndez” trabaja, codo con codo, para conseguir un acercamiento, a través de su “Banda de Gaiteros”, con el fin de fomentar, en el litoral aguileño y en la monumental Lorca, la pasión asturiana por el sonido del característico y entrañable instrumento musical que ya luce, en estas últimas ediciones de sus diferentes jornadas gastronómicas, para poner el color, el sabor y la identidad de una tierra, como es Asturias, de la que proceden Teresa y Bautista, y que saben defender, valorar y fomentar con sus corazones puestos en Murcia, pero sin olvidar nunca sus orígenes, como personas bien nacidas, consideradas y agradecidas con la tierra que les vio por vez primera, sí, pero, al mismo tiempo y como queda dicho, con sus personales vibraciones puestas en esta soleada tierra murciana que les ofreció cobijo y les dispensó, siempre, una extraordinaria e impagable hospitalidad.

Bonito del Norte 2016 Raul García

Raúl García, la sencillez de la importante noticia

Tras el rostro curtido por el sol y de aparente ruda imagen de Raúl García, se esconde un hombre cordial, simpático, amable, cercano, auténtico y una gran persona. Pero, por añadidura, lleva dentro un periodista de muchos quilates que, por su formación informativa y por su afán de estar siempre al lado de los acontecimientos, ha sido fichado, ahora, por “Antena 3-Noticias”, cadena animada a mantener lo mejor, lo más selecto, lo más distinguido y lo más vanguardista del elenco de profesionales que brillan en el firmamento de la comunicación, que saben asomarse a la pequeña pantalla y llenarla con su simple imagen y, sobre todo y por encima de todo, con su verbo sencillo, profesional, documentado, riguroso y serio como el que practica este mago de la entrevista, alquimista de la noticia en su más fresca inmediatez, fabricante de sorpresas, constructor de sueños reales, elaborador de grandes cócteles comunicativos, esencia de la proximidad humana y garantía del corazón entregado.

En “Casa Menéndez”, ya distinguimos a su programa de reportajes denominado “Comando Actualidad”, pero parece justo, conveniente y oportuno que sea, ahora, él, en solitario, el que cuente con nuestro reconocimiento, consideración y merecido galardón al haber alimentado, regado, abonado y cultivado la amistad que, entre nosotros, se generó entonces y que, él, se ha afanado, como nosotros, en mantenerla viva, creciente y fresca permanentemente. Por eso, le nombramos “Bonito del Norte 2016”, conscientes de que nosotros vamos a sabernos con un comensal “de la casa” y, él, va a sentirse como en territorio propio, porque ha demostrado querernos, apoyarnos, sentirnos como de la su propia familia y sabe, además, que nuestra casa es la suya.

Estamos deseando que llegue el momento de entregar los galardones correspondientes a esta edición, porque, con ello, no solamente disfrutaremos del humeante y siempre agradable olor del “Bonito del Norte”, de la sidra asturiana que tanto nos caracteriza, de todas las viandas con sello del Principado que siempre nos identifican, sino que, además, gozaremos del privilegio de contar con sus palabras que, aunque sencillas y concluyentes, seguro que, una vez más, vendrán repletas, colmadas y henchidas del mucho cariño que siempre nos regala Raúl García, de su locuacidad, precioso y peculiar timbre de voz, inteligencia, cercanía, sencillez y valentía que practica, en todo momento, sin alejarse del lenguaje llano, ese que llega al pueblo humilde y a las gentes que seguimos siendo mayoría, sin perder el respeto y la admiración a las personas que, como este comunicador, nos hacen grandes con su presencia, importantes con su sencillez y gloriosos con su compañía.

Cuando la comunicación se torna verdad, la noticia se vuelve sincera, su contenido resulta atractivo y el reportaje se convierte en interesante e imprescindible de ver, seguir, analizar y estudiar, es, sin duda alguna, esa ocasión en la que, detrás de todo ese montaje de silenciosas bambalinas, está ese periodista sano, hábil, honrado, trabajador y comprometido que hace fácil lo complicado y convierte en espectacular lo simple, un Raúl García que no necesita de más apellidos, ni apodos, para dejar sello propio y vitola de distinción como comunicador de altura, profesional de lujo y persona de gran relieve humano.

Pedro Antonio Hurtado García

Bonito del Norte 2016 En Positivo 7RM

La grandeza más merecida
Cuando lo que se persigue es atender a las personas, cuando lo que se busca es unir objetivos, impulsar resultados, hacer feliz a la gente, sumar esfuerzos, ser generosos y hacer grande lo que realmente lo merece, ocuparse de los desfavorecidos, ayudar a quienes gozan de menos medios, divulgar las adversidades que les acechan, corregir las injusticias que les invaden y todas esas adversidades se afrontan con decisión y valentía, no hacemos otra cosa que situarnos y colocarnos verdaderamente “En positivo”, inmejorable denominación que otorga nombre a un programa de la “7 Región de Murcia” que, en una nueva ocasión, ha dado en el clavo con las vibraciones sociales, con los argumentos humanos, con la necesidad de ocuparnos de quienes peor lo pasan y todos esos detalles que implican ganas de ayudar, responsabilidad, cercanía, consideración, humanidad y entrega por los demás.

Que un programa divulgativo afronte todas estas cuestiones, que vaya “barriendo” casos, situaciones, problemas y dificultades de semejantes que, al contrario que nosotros, no gozan de un rato de felicidad, ni siquiera de medios para conseguirlo, es un gesto que dignifica a la comunicación, honra a sus protagonistas y engrandece a un medio divulgativo que, con su potencia y capacidad para llegar a tantas personas, crea mentalización, genera criterio de región, incrementa el orgullo de pertenencia a una tierra como la nuestra y nos sensibiliza a todos y… ¡¡¡de qué manera!!!.

Cuando se discute si es necesaria una televisión autonómica, o no, podremos acudir a este tipo de iniciativas y, con una sencilla reflexión, tendremos la solución de forma inmediata, porque todo lo que sea ayudar, empujar, colaborar, contribuír e impulsar iniciativas tendentes a dibujar sonrisas en los demás y hacer grandes a quienes nunca se han sentido así, es verdaderamente encomiable, grandioso, eficaz, inmejorable y siempre fortalece el estado anímico de quienes peor lo pasan y más anhelan el disfrute, la convivencia sana y permanente y esa felicidad constante que nunca han tenido, porque, esas condiciones, lo hacen todo muy “bonito”, tanto como la denominación de las jornadas que celebramos para rendir homenaje al “Bonito del Norte”.

Es un honor, además de un placer y un lujo, poder colaborar, desde nuestra modestia y humildad, para reconocer, a quienes de verdad se lo merecen, este gesto de indiscutible generosidad que protagonizan quienes ponen en antena un programa que hay que diseñar, elaborar, confeccionar con cariño y buscar a las personas más desfavorecidas para hacerlas protagonistas por un día y tratar, con ello, de que sus problemas se resuelvan indefinidamente y puedan superar las barreras de la adversidad y hacer que su sentimiento se dignifique, tengan un techo, gocen de un plato en la mesa, de un clima adecuado al ser humano, de una ducha, un vestuario y todas esas necesidades básicas que, mínimamente, nos merecemos todos por nuestra condición de humanos.

Un reconocimiento a nuestra querida “7 Región de Murcia”, pero, sobre todo, a quienes son capaces de traducir en realidad una idea de comunicación que gestionan con cariño y con profesionalidad incuestionable, que nos hacen llegar con cercanía y de la que nos impregnan y contagian por los valores que atesoran sus inmejorables contenidos.
Felicidades por ser así y gracias, de verdad, por aceptar nuestro humilde, pero sentido y sincero reconocimiento.
Pedro Antonio Hurtado García

Distinción Pueblo Ejemplar 2016 a Lorca

Entrega de la distinción al Alcalde de Lorca, como “Pueblo Ejemplar”

Señor Don Francisco Jódar Alonso, Alcalde de Lorca, respetado amigo y persona con la que estamos convencidos de que, juntos, podemos hacer muchas cosas por el turismo de su municipio y el del nuestro. Créame, antes de nada, que estas palabras las he escrito para no verme traicionado por los nervios propios de este tipo de situaciones que, como todos sabemos, suelen jugar muy malas pasadas, pero puedo garantizarle y le garantizo, plenamente, que son palabras de las que brotan directamente del corazón, de la espontaneidad pura y del sentimiento más profundo, siendo la prueba más palpable lo rápido que corría el bolígrafo, en mi mano, cuando decidí escribirlas para trasladárselas a usted en este bonito y memorable momento.

Con esa distinción de la que voy a hacerle entrega con todo mi cariño y admiración, Sr. Alcalde, queremos reconocerle a Lorca, en la persona de usted, su innegable condición de “Pueblo Ejemplar”, pues pueden ustedes presumir, tristemente, por un lado, pero, afortunadamente, por el valor, tesón y entrega de sus convecinos, de ser una ciudad que, pese a haber sufrido las más duras adversidades por el fuerte azote de los seísmos de hace poco más de cinco años, también ha sabido recuperarse, no solamente en la edificabilidad, sino también en lo más importante: lo anímico, afectivo y demás valores humanos.

Pero ustedes, Sr. Alcalde, todos los lorquinos, sin distinción de sexos, edades, creencias, ideologías o condición social de cualquier naturaleza, han sabido afrontar la adversidad con valentía, entereza, fortaleza renovada, fuerza interminable y firme creencia en sus posibilidades de recuperación, de desarrollo y de futuro.

Le testimoniamos, aquí y ahora, nuestra más sentida y doble enhorabuena. De una parte, por haber vuelto a nacer. Por otro lado, por haber sabido recuperar todo los valores arquitectónicos y monumentales que siempre han otorgado una gran belleza a la “Ciudad del Sol” y que, hoy por hoy, vuelven a lucir esplendorosos, relucientes, rejuvenecidos y puestos nuevamente en valor con una proyección de futuro que podemos calificar de eterna.

Felicidades a todos los lorquinos por ese irrepetible hecho, una felicitación que personificamos en quien mejor podíamos hacerlo, porque estamos tan seguros como convencidos de que la trasladará a sus paisanos con el mismo cariño, entusiasmo y sentimiento con el que, hoy, para todos ellos, le trasladamos a usted, depositando ese encargo irrenunciable de hacerlo extensivo a Lorca como “Pueblo Ejemplar” y a todos sus vecinos por concederle vida y contenido a esa imperecedera ciudad.

Permítanos ahora, Sr. Alcalde, para terminar, que pongamos sobre la mesa algo que usted sabe, comprende, asume y acepta perfectamente, porque lo conoce, seguramente, mejor que nadie. Pero, a veces, las cosas, por recordarlas y repetirlas no se cae en la reiteración caprichosa, sino que, con ello, se eleva el compromiso de sacarlas adelante entre todos.
Ustedes, en Lorca, como ya hemos dicho, tienen belleza para dar y regalar, monumentalidad, rica arquitectura, grandes y tradicionales movimientos festeros, un peso cultural indescriptible y muchos valores que mostrar al visitante. Nosotros gozamos de un amplio y envidiable litoral marítimo, con cuidadas playas, puerto pesquero y otras riquezas de todos conocidas.

Ahora, con el ánimo renovado, con la decisión colectiva de ambos municipios, solamente nos falta inyectarle fuerza, atractivo y el mejor espíritu para saber “vender” nuestros valores paisajísticos, marítimos, gastronómicos, culturales y arquitectónicos para captar y conseguir, para nuestra economía, todo el turismo nacional e internacional que, con la mayor fuerza e intensidad, pueda expresarse con palabras, hasta traducirlo en realidad social y económica que fortalezca nuestro futuro.

Con la voluntad política de unos y de otros, con la decisión social de aguileños y lorquinos, uniendo fuerzas de allá y acá en todos los sentidos, haciendo acopio de nuestra rica gastronomía, divulgando adecuadamente los valores que hemos mencionado y otros que han quedado en el tintero, pero unidos siempre para empujar en la misma dirección, consigamos hacer de Lorca y Águilas o Águilas y Lorca, que lo mismo da, un consorcio, asociación, agrupación o entidad de colaboración, porque podemos llamarle como queramos. Pero logremos, para ambos núcleos vecinales, esa riqueza que puede y tiene que derivarse de la potenciación de nuestros valores turísticos, así como de otros muchos atractivos que poseemos, consiguiendo atraer al visitante continuamente, logrando hacer de la temporada alta el más ancho tramo de nuestro calendario anual, para, en definitiva, conseguir que nuestra economía alcance la solidez y fuerza que precisa para combatir el desempleo, recuperar los valores perdidos, engrandecernos como ciudades vecinas, fortalecer nuestros sentimientos comunes y que, con todo ello, caminemos por un sendero único colmado de ventajas, virtudes y creciente riqueza que posibiliten que nuestra convivencia y nuestras vidas estén, siempre, presididas por el mayor potencial de felicidad colectiva.

Muchísimas gracias y ¡¡¡enhorabuena!!!. Permítame, por favor, ahora, en nombre de Teresa, mi esposa, y en el mío propio, hacerle entrega, en “Casa Menéndez”, de esta distinción que le otorgamos desde el cariño, la consideración y gran respeto que usted y “su” Lorca nos merecen.

“Que Aproveche” por Pedro Antonio Hurtado García

Coincidiendo con las postrimerías del primer mes disfrutado del verano y, por añadidura, bordeando la costa murciana, en el litoral aguileño, vuelven, como cada año, a Casa Menéndez, las Jornadas Gastronómicas del Bonito del Norte, que ya alcanzan su sexta edición y se extienden a lo largo de los días 21,22,23 y 24 de Julio de 2016.
Podríamos buscar adjetivos fáciles y sencillos para engrandecer este establecimiento hostelero o buscar las más agradables palabras para valorar la gestión de sus dos auténticos artífices, Teresa y Bautista, pero lo más sencillo de todo es señalar, con nobleza y naturalidad, lo que son y representan, en sí mismos, ambos aspectos.

Los productos que elabora Teresa no necesitan presentación ni dedicarles palabras, es mejor degustarlos y seguir callado. Porque, cuando sus cocinados atraviesan los paladares, el comensal se viste de satisfacción, sus ojos rebosan alegría y sus sentidos se trasladan a otra dimensión. Y ella, ¿qué podemos decir de esta mujer que rebosa discreción, atesora mimo hasta en la mirada y genera confianza inmediata con la calidad de sus platos?. Y, en la sala, Bautista, su esposo y confidente de toda la vida que atiende a los comensales sin dejarles espacio entre plato y plato, explicándoles con esmero la composición de cada renglón de su exquisita carta, buscando la palabra adecuada para agradar y arrancar sonrisas espontáneas con su aplastante lógica y su veteranía demostrada. Nunca, nadie, tuvo la capacidad que atesora Bautista para granjearse la amistad y la confianza de una persona en tan poco espacio de tiempo como el que ocupa una simple, pero muy suculenta comida. Si llega un repartidor, sea del producto que fuere, le regala una fiesta, con su cariño natural, como si estuviera sin verle desde hace años, le atiende con tratamiento de hermano, se da a su gente y goza de un gran sentido del servicio. Pero, además, comprende, perfectamente, que la tarea no es de Teresa y de él, exclusivamente, sino de todos los colaboradores que visitan su casa, de los comensales y hasta del señor que pasa por la puerta y, atento, se fija en su carta. También al curioso hay que saludarle, confiarle, atenderle, informarle y prestarle amistad y buen trato hasta hacerle amigo de la casa.

Todo suma y todo eleva los valores y, por eso, en Casa Menéndez no nos gusta hacer la cosas bien, sino muy bien, rozando la perfección. Por eso, aquí, cabe y cuenta todo el mundo, hasta el que elabora el cartel de estas jornadas que, por cierto y dicho sea de paso, es un pintor de muchos quilates que responde al nombre, artístico y real, de Julio Ruiz, quien pone color, creatividad e imaginación en estas jornadas. Sin duda, como se dice ahora, es “uno de los nuestros”, un pintor tan auténtico como todos los ingredientes que se utilizan en las cocinas de Teresa, productos llegados, de la forma más directa, desde los lugares de los que son originarios. Y es que, en Casa Menéndez, como proclaman sus mentores, nos gusta la calidad, amamos el trabajo bien hecho, nos desvivimos por el buen servicio y vemos como protagonista de nuestra actividad, por encima de todo, al cliente, antes, ahora y siempre.

Y de las personas que, este año, son los galardonados en las presentes jornadas, preferimos no desvelarles su identidad, ni decirles nada, porque queremos dejarle ese privilegio, ya que bien lo merece, a Bautista que, en esta ocasión, estará en su salsa, como buen comunicador que es, al hallarse entre auténticos generadores de la noticia, ya que todos están relacionados con el mundo del periodismo y la información. Seguro que será un placer, para él, y todo un reto, emularles, presentarles y hasta competir con ellos, eso sí, sana y noblemente. Pero que nadie se descuide porque Bautista nunca se conforma con salir del paso. Él, procura, sin ánimo de desbancar a nadie, por lo menos, situarse entre los mejores. Y esa, sin duda, ha sido la condición que les ha llevado, a Teresa y a él mismo, a hacer de su “pequeño” restaurante, uno de los “grandes” de la gastronomía. Porque, en realidad, se exigen mucho, como deberíamos hacer todos en esta sociedad en la que, con el empuje colectivo, tenemos numerosos valores que recuperar y bastantes más cosas de las que enorgullecernos, en vez de verlas y mirarlas sin medir aspectos tales como las tradiciones, las costumbres y las autenticidades, condiciones que se cuidan mucho en Casa Menéndez y a las que Teresa, guisandera de dinastía, otorga prioridad absoluta en sus fogones para que, luego, Bautista, las ofrezca convencido, decidido y respaldado por su inmejorable calidad y su excelente elaboración.

Porque la interpretación del buen gusto y el mejor hacer también se refleja en unos excelentes fogones y en un coqueto establecimiento como el que regenta y ofrece, con humildad y mucha clase, este matrimonio asturiano que, sin perder sus raíces, hoy por hoy, es tan murciano como todos nosotros, por lo que se esfuerza en unir lazos entre su tierra y la nuestra, tal como propicia, ahora, con Lorca, municipio al que, ambos, adoran, apoyan y consideran con corazón, especialmente desde que la Ciudad del Sol sufriera el fatídico seísmo de 2011 que tantos destrozos causó y en lo que colaboran, muy decididamente, para lograr que Águilas cuente como vecina a una localidad trabajadora, entrañable y sufrida, pero, afortunadamente, recuperada. De ellos, de Teresa y Bautista, hay mucho por aprender, bastante por aplaudir y poco por enmendar. Son muy amigos y hasta devotos de Santa Perfección de la Calidad Cocinada y Sabrosa, así como generosos hasta decir basta.

Sabemos, finalmente, que son fechas poco propicias para conseguir la participación de buenas formaciones de gaiteros, como acostumbran, Teresa y Bautista, a ofrecernos en las otras jornadas, las de “les fabes”, más próximas a la Navidad, porque, ahora, esas agrupaciones musicales andan recorriendo numerosos lugares, en su tierra de origen, con motivo de las múltiples fiestas patronales que coinciden, por estas fechas, en diversos municipios asturianos. Pero no descartamos que Teresa y Bautista nos puedan sorprender con alguno de esos gaiteros que siempre generan una auténtica procesión, de lágrimas en este caso, que discurren por las emocionadas mejillas de este entrañable matrimonio. Incorporémonos, pues, a estas jornadas y, si alguien no lo ha hecho ya, que no se pierda, por favor, la oportunidad de disfrutar de un lugar en el que, seguro, encontrará algo así como su propia casa y a unos amigos que, indefectiblemente, necesitará volver a visitar por convencida decisión propia. ¡¡¡Enhorabuena!!!, queridos amigos, y felices y exitosas “VI Jornadas Gastronómicas del Bonito del Norte”. Casa Menéndez nos espera, a todos, con los brazos abiertos de par en par. Un lujo a nuestro alcance localizado en un verdadero paraíso gastronómico.

Pedro Antonio Hurtado García

Noticia en telediario en 7 Región de Murcia


Leave a Reply